lunes, 6 de junio de 2011

Adicta a tu risa, y a tu sonrisa(:

Se dice que quien te quiere te hará llorar, pero nunca de tristeza, ni de dolor, sino de alegría, de la risa, de emoción o incluso de cosquillas. Porque quien te quiere nunca dejaría derramar una lagrima que no sea de felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario